Faja Moldeadora Slencera

Faja Moldeadora Slencera

Slencera: la faja moldeadora que te ayuda a reducir la celulitis

39,95
Comprar

Información

Envío y devoluciones

La faja SLENCERA es una prenda moldeadora revolucionaria que contiene 4.000 partículas interiores de biocerámica, que cubre desde las rodillas hasta la parte inferior del pecho, moldeando tu silueta. Elaborada en un tejido muy resistente, permitiendo expandirse , y luego recuperar su tamaño original sin deformarse.

Características:

Incrustaciones de partículas de turmalina con bio-cerámica, absorben el calor corporal, a través, de la energía infrarroja. Esto hace, que se active la circulación del cuerpo, al estar pegado al cuerpo incrementa el metabolismo beneficiando al sistema circulatorio, y la actividad celular, ayudando a eliminar la grasa.

Gracias a su diseño, te permite moldear toda la silueta, sin que te salgan los antiestéticos michelines, ya que cubre desde debajo del pecho.

Cubre toda la zona abdominal, y no forma michelines. Ya que su diseño va desde debajo del pecho.

Realza los glúteos.

A diferencia de otras fajas Slencera, cubre desde las rodillas, hasta debajo del pecho, por lo que la figura que se logra es esbelta y uniforme, consiguiendo disimular esos feos michelines y la grasa acumulada, evitando que sobresalgan. Y por otro lado, perfectos para realzar glúteos y muslos.

Llevando la prenda durante al menos 30 días, las 4.000 partículas de biocerámica entran en contacto con la piel emitiendo rayos infrarrojos lejanos produciendo un calor que mejora la circulación y por lo tanto, facilitando la quema de grasas.

Cintura más esbelta, piernas firmes, y oculta todas las imperfecciones.

VENTAJA IMPORTANTE: Contiene miles de nano-partículas de biocerámica que ayudan a reducir la piel de naranja, y estimula la circulación.

Tejido especial, que moldea, y da como resultado una figura más estilizada.

Recomendaciones de uso:

Usar a diario, durante 8 horas, un mínimo de 30 días, para conseguir ese efecto de reducción.

No usar sobre la piel irritada o sobre heridas.

No usar, si está embarazada.

No usar si se ha sometido a una operación quirúrgica recientemente.

Lavar a mano. No usar lejía, no usar secadora, y no planchar.

Efecto partículas biocerámica:

El material que compone la prenda es mucho más poroso, que el material que componen las bolitas de bio-cerámica, por lo que las bolitas hacen su efecto, (reducir la celulitis) también, a través del tejido de fibra de la prenda.

Las bolitas están formadas por polvo magnético de biocerámica, elaboradas partiendo de una técnica a base de rayos infrarrojos, por lo que los efectos que se consiguen son una mejora de la difusión cutánea de la temperatura, contribuyendo a optimizar la circulación sanguínea, y el reparto del calor en el organismo, mejorando la oxigenación incrementando la actividad celular , y quemando el exceso de grasa.

La bio-cerámica están impregnada en la fibra de la prenda a través de un procedimiento de fusión, lo que le da un alto poder de recubrimiento corporal, al estar pegado, siempre tendremos mejor propagación en un tejido en fibra que por simple pegado o aplicación.

Tanto más se cuiden las prendas más duran, como cualquier prenda, el efecto es permanente ya que las fibras están tejidas.

¿Qué es un rayo infrarrojo lejano?:

El cuerpo humano es una reserva de todo tipo de bio-toxinas que no pueden ser expulsadas inmediatamente y que se van almacenando en el cuerpo, lo que desencadena la aparición de enfermedades. Cuando los gases tóxicos, como el dióxido de sulfuro y el dióxido de carbono, o toxinas de metales pesados, potencialmente letales, como el mercurio, el plomo y el cloro, se encuentran con grandes moléculas de agua, son encapsuladas por agrupaciones de agua, quedando atrapadas en el cuerpo. Cuando estas toxinas quedan acumuladas, la circulación de la sangre se bloquea y la energía celular es dañada. Sin embargo, cuando una onda, es aplicada a estas grandes moléculas de agua, el agua empieza a vibrar. Esta vibración reduce la unión de los iones de los átomos que mantienen unidas las moléculas del agua. Como el agua se evapora, los gases y las toxinas encapsuladas se pueden liberar y esto es, exactamente, lo que la tecnología infrarroja puede hacer para el cuerpo humano.

Como emite el tejido de nuestras prendas infrarrojos lejanos. En realidad, el principio es muy simple básico de fisiología. Es un hecho bien conocido que el cuerpo humano emite constantemente energía térmica (calor) en forma de infrarrojos lejanos. Cuando la tecnología de infrarrojos lejano que recubre el tejido, es estimulada por la energía térmica del cuerpo humano, este convierte esa energía en rayos infrarrojos lejanos y lo refleja, de nuevo, sobre el cuerpo humano. Así que, la radiación infrarroja emitida por la fibra recubierta es, en realidad, potenciada por nuestro propio cuerpo.

¿En qué nos afectan los infrarrojos lejanos a las personas?:

El Infrarrojo Lejano es luz que no se puede ver, pero que se puede sentir como calor. Específicamente, el Infrarrojo Lejano son ondas de luz en el rango de 5 a15 micrones. Todos en este planeta absorbemos esta luz de infrarrojo lejano como energía de calor. Es esencial para la salud, reproducción y desarrollo de todos los seres vivos.

El Infrarrojo Lejano es diferente a la luz regular no se puede ver a simple vista. Únicamente con filtros y lentes especiales. Pero sí se puede sentir. Las ondas de luz transmiten calor cuando se ponen en contacto con un objeto. Por ejemplo, la luz solar calienta las ventanas por fuera. Las ondas de Infrarrojo Lejano hacen lo mismo, pero tienen la capacidad de penetrar la superficie de casi toda la materia orgánica.

Se introduce en los tejidos como el algodón, poliéster o acrílicos, dando lugar a lo que hoy se conoce como fibra Bio-cerámica, infrarrojos lejanos y que se utiliza en la fabricación de nuestros productos, ropa interior y deportiva, La mayoría de los productos para terapias con calor que existen utilizan solo un método para generar calor. Las telas con el Infrarrojo Lejano utilizan las tres principales formas de conservar el calor: reflexión, insolación y emisión.

Si la prenda que usamos llena su capacidad de almacenar calor, ella permite que el exceso pase a través de sus fibras, de esa manera mantiene el cuerpo en una temperatura uniforme y constante sin sobrecalentar.

Equivalencia de tallas:

TALLA M (38 - 40): Cintura: 65-74 cm. Contorno debajo del pecho: 67-88 cm. Cadera: 92-98 cm.

TALLA L (42-44): Cintura: 75-83 cm. Contorno debajo del pecho: 78-87 cm. Cadera: 99-104 cm.

TALLA XL (46-48): Cintura: 84-92 cm. Contorno debajo del pecho: 88-97 cm. Cadera: 105-111 cm.

TALLA XXL (50-52): Cintura: 93-100 cm. Contorno debajo del pecho: 98-107 cm. Cadera: 112-120 cm.

Referencia:

097911000905 1

EAN:

0644812023439


    Características

    Composición:
    55 % Poliamida
    35 % Poliéster
    10 % Elastano