¿Dolores de espalda y cuello? La clave puede ser la almohada

¿Dolores de espalda y cuello? La clave puede ser la almohada

Junto al ejercicio físico o una alimentación adecuada, el descanso es uno de los pilares básicos de nuestra salud. Pero suele ser habitual que las miradas se centren en los dos primeros y tiendan a minusvalorar nuestras horas de sueño, cuando debería de ser un elemento sobre el que poner el foco. Cuánto pero especialmente cómo dormimos repercute en nuestro bienestar físico, pero también emocional, condiciona en buena medida el día a día. A la hora de elegir una almohada es importante tener en cuenta que el objetivo es que el nuestro sea un descanso de calidad, y en ello tiene vital relevancia este elemento que evita los molestos dolores de espalda y cuello 

Una almohada de calidad es parte esencial de nuestro sueño: contribuye a que este sea más cómodo y profundo. Pero es que, además, es importantísima porque protege una de las zonas más delicadas del cuerpo: el cuello y la nuca, que acumulan una enorme cantidad de tensión a lo largo del día y se resienten con facilidad. Buena parte de las veces, los dolores de cuello y cabeza tienen que ver con la calidad de nuestro sueño y el tipo de almohada que utilizamos.   

Su elección tiene mucho que ver con varios criterios, pero especialmente con la postura que adoptes al dormir. Dormir boca abajo, boca arriba, o de lado condiciona en gran manera la forma que debe tener el producto en el que apoyamos la cabeza al dormir. Y en nuestra web hay artículos de todo tipo, para que encuentres justo el que necesites y puedas olvidarte de esas molestias.   

Tipos de almohadas 

Hay tantos tipos de almohadas como formas de dormir. Los materiales o la forma son algunas de las principales variables que permiten que hablemos de distintas tipologías de almohadasTambién en base a su firmeza, que puede ir desde alta a media o baja. teniendo todos estos parámetros en mente, seguro que existe la almohada perfecta que se adapta a tus circunstancias y necesidades, para evitar los dolores de cuello.  

Almohadas cervicales 

 Las almohadas cervicales están pensadas para que, mediante su forma ergonómica, la columna vertebral quede perfectamente alineada durante las horas de sueño, reduciendo la tensión de articulaciones y músculos. Por eso son especialmente idóneas para personas que duermen de lado (o también boca arriba) y que sufren de molestias en la zona del cuello y las cervicales. Su diseño permite una alineación perfecta entre cabeza, cuello y espalda, evitando las consecuencias derivadas de una mala postura.  

Almohadas de látex 

Por su composición, las almohadas de látex son resistentes y duraderas, no se deforman conforme pasa el tiempo, lo que hace que cuenten con muchos adeptos. Aunque ofrecen una acogida suave al cuello y la cabeza, no son moldeables: tienen el denominado efecto ‘rebote’, por lo que es clave que la elijas de la altura adecuada al comprarlas. Por este mismo motivo, no son aconsejables si duermes boca abajo. Además, destacan por su importante característica hipoalergénica e higiénica.  

Almohadas de plumón 

Si lo que buscas es un producto moldeable, blando y muy adaptable, las clásicas almohadas de pluma y plumón son la opción que más te va a convencer. Ofrecen el punto intermedio entre suavidad y firmeza, por lo que se pueden modelar según te apetezca, que luego recuperarán su forma.  De una amplia variedad debido a su composición, (plumas o plumones de oca o de pato, principalmente), pueden ser muy aptas si duermes boca abajo o no te mueves demasiado, no así si sueles sufrir de alergias. 

Almohadas especiales 

El mundo de las almohadas es cada vez más amplio. Por eso surgen novedades, como aquellas con núcleo perforado de gel, o productos de lo más específicos, como las destinadas para las mujeres embarazadas, almohadas de fibra o las denominadas almohadas antirronquidos. Estas últimas están pensadas con el objetivo de reducir esos molestos ruidos y prevenir la apnea del sueño. Modelos como la almohada antirronquidos Breathe Easy Manterol, disponible por solo 47,95€ en nuestra web, son útiles si duermes boca arriba, ya que al elevar la cabeza potencian que duermas con la mandíbula cerrada, impulsando la respiración por la boca. 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Avatar de Dolores  Herrán

Periodista en mi tiempo libre y abuela a tiempo parcial. No me canso de aprender y estoy enganchada a la actualidad. Además, disfruto mucho enseñando, por eso aprovecho para escribir de lo que más me gusta: belleza, hogar y gourmet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *