Crema Hidratante Corporal Q77+

Crema Hidratante Corporal Q77+

Formulado para ofrecer la hidratación más profunda en todo el cuerpo

29
Añadir a la cesta

Información

Envío y devoluciones

La Crema hidratante corporal es el innovador producto de Q77+formulado para ofrecer la hidratación más profunda en todo el cuerpo. Está compuesta de principios activos que proporcionan la máxima regeneración a la piel corporal y son de fácil absorción gracias a su elaborada textura.

La Crema hidratante corporal de Q77+ tonifica intensamente la piel a la vez que le proporciona una dosis de hidratación que aporta una excelente luminosidad, suavidad duradera y la protege frente a la sequedad. Su textura aporta un intenso placer a la piel y es de absorción directa.

La base de la crema consta de Manteca de Karité, el ingrediente ideal para tonificar y evitar la sequedad de la piel. Además, está enriquecida con Vitamina E, un potente antioxidante ideal para retrasar los procesos de envejecimiento de las células y con el poderoso Factor 77, formado por la combinación de Coenzima Q10 y Ácido alfa lipoico. La mezcla de estos dos componentes súper antioxidantes en un solo ingrediente promueve la producción de energía celular en las mitocondrias para desarrollar la regeneración celular y actúa eficazmente para eliminar los procesos que desencadenan los radicales libres.

MODO DE EMPLEO.

Después de la ducha, aplícate la CREMA HIDRATANTE CORPORAL de Q77+ por todo el cuerpo, cuando la piel sigue un poco húmeda, de forma que se asegura la absorción completa ya que los poros están más abiertos y receptivos. Cuando te la apliques, realiza pequeños movimientos circulares masajeando tu piel para estimular la circulación sanguínea.

Las áreas que más se resecan son los codos, las rodillas y las plantas de los pies. Trata de aplicarte doble capa en estas zonas para intentar equilibrarlas con el resto del cuerpo.

Uso externo. Evitar contacto con ojos y mucosas. No ingerir. En caso de contacto con los ojos lavar inmediatamente con abundante agua. Mantener el producto fuera del alcance de los niños.

Factor 77:

El Factor 77 es un ingrediente formulado por Q77+ para proporcionar la acción antioxidante más poderosa que pueda aportarse al organismo. Su función se basa en la regeneración celular, siendo altamente eficaz para eliminar las dañinas reacciones desencadenadas por los radicales libres. Entre muchos otros beneficios, contribuye a una significativa regeneración de otros antioxidantes presentes en el cuerpo como la vitamina C, E y glutation, que se han visto reducidos con el paso de los años.

Esta sustancia es uno de los ingredientes antioxidantes más poderosos disponibles en el mercado, que aporta además propiedades antienvejecimiento y antiinflamatorias y es hasta 400 veces más eficaz que las vitaminas C y E combinadas.

Los componentes de los que está formado el Factor 77 son el ácido alfa lipoico y la coenzima Q10, ambos conocidos por sus grandes mecanismos antioxidantes.

Vitamina E:

La Vitamina E o tocoferol es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante a nivel de síntesis del pigmento hemo, una parte esencial de la hemoglobina de los glóbulos rojos.

Es importante destacar los grandes efectos de esta vitamina, en especial su gran poder contra la oxidación celular, actuando como protectora de ciertos elementos necesarios para el correcto funcionamiento de las células. Ayuda a combatir los radicales libres, causados por varios factores como el metabolismo, la contaminación y la radiación ultravioleta.

Aunque el tocoferol está naturalmente presente en la piel, se agota cuando se expone al sol (y también con la edad) por lo que es importante incluir este poderoso aliado en nuestra rutina de cuidado de la piel. Asimismo, la vitamina E también tiene propiedades antiinflamatorias que alivian las irritaciones, ayudando así a mantener la piel corporal en buen estado.

Además de ayudar a combatir el envejecimiento prematuro y proteger la piel de los daños solares, la vitamina E es también un excelente humectante. Fortalece la barrera natural de la piel, reduciendo la pérdida de agua. Esto mejora los niveles de hidratación en la epidermis, lo que induce a una piel hidratada durante horas y con un aspecto fresco, suave y luminoso.

Manteca de Karité:

El Karité (Vitellaria Paradoxa) es un árbol de hasta 15 metros de altura de las sabanas arbóreas del oeste de África. Sus frutos son carnosos con una almendra de cáscara fina en su interior que, tras su ebullición y triturado, logran la obtención de una grasa vegetal llamada Manteca de Karité. El cultivo es respetuoso con el medio ambiente, y una de las principales formas de economía social de Burkina Faso, Costa de Marfil, Mali y Sudán.

La Manteca de Karité está compuesta principalmente de ácido oleico (60-70%), ácido esteárico (15-25%), ácido linolénico (5-15%), ácido palmítico (2-6%) y ácido linoleico (<1%). La unión de estos ácidos tiene propiedades hidratantes extraordinarias, por lo que aporta numerosos beneficios reparadores para la piel corporal.

Algunos de los muchos beneficios saludables que aporta la Manteca de Karité son las propiedades curativas que se pueden atribuir a la presencia de los ácidos grasos y esteroles vegetales.

Las Vitaminas A y E contenidas en la grasa son grandes antioxidantes vegetales que protegen las células contra los radicales libres y los agentes medioambientales dañinos. Éstas mantienen la piel flexible, nutrida y radiante, y previenen la sequedad y descamación de la epidermis. Al mismo tiempo, los ésteres de ácido cinámico que contiene ayudan a prevenir el deterioro de la piel causado por la radiación ultravioleta, convirtiéndola en una protectora específica de los rayos nocivos del sol. Algunos de los derivados del ácido cinámico encontrados en la Manteca de Karité tienen propiedades antiinflamatorias que además de evitar la inflamación de la piel, la previenen del desarrollo de tumores.

La Manteca de Karité, con sus cualidades hidratantes, está considerada uno de los mejores agentes antienvejecimiento para la piel ya que estimula la producción de colágeno, la molécula proteica estructural y juvenil de la piel. La materia no saponificable y la vitamina F de la manteca son ingredientes esenciales para mantener la elasticidad de la piel y un tono uniforme y luminoso, además de hidratar, suavizar y embellecer.

Ácido alfa lipoico:

El ácido alfa lipoico (también conocido como ALA) es un potente antioxidante que tiene propiedades muy interesantes a nivel de absorción, ya que aporta su acción tanto en ambientes acuosos como lipídicos, a diferencia de la mayoría de antioxidantes que se restringen solamente a uno de los 2 ambientes. Debido a esta gran propiedad, el ALA es considerado un antioxidante universal.

Su acción antioxidante se da a tres niveles: mediante un efecto antioxidante directo, al secuestrar directamente radicales libres, mediante un efecto antioxidante indirecto, al ser capaz de regenerar otros antioxidantes que se han destruido y neutralizar radicales libres, y mediante el incremento de la síntesis celular de glutatión al incrementar la expresión de la enzima limitante de su síntesis (g?glutamilcisteína ligasa) y al aumentar la captación celular de cisteína (un aminoácido necesario para su síntesis).

Debido a que el estrés oxidativo se postula como al principal factor relacionado con el declive de las funciones fisiológicas, el uso de ácido alfa lipoico se relaciona con una mayor protección frente a los radicales libres (sobre todo en personas mayores), causantes del envejecimiento prematuro de la piel.

Coenzima Q10:

La coenzima Q10 (CoQ10) es una sustancia que se produce de forma natural en nuestro organismo y es un elemento esencial en el funcionamiento de todas las células del cuerpo. Esta coenzima actúa de forma similar a una vitamina y al estar presente en todo nuestro cuerpo, contribuye en numerosos procesos orgánicos y metabólicos esenciales.

Por la relevancia de su función, es importante mantener niveles adecuados de esta sustancia. Nuestro organismo posee la capacidad de mantenerlos durante la juventud, pero a partir de los 30 años, nuestra capacidad de sintetizar CoQ10 se ve afectada y esta situación puede derivar en la aparición de alteraciones en la salud de nuestra piel.

Entre sus funciones en el organismo, actúa como un antioxidante para repeler los radicales libres, las especies reactivas que aceleran el envejecimiento de la piel, tanto dentro como fuera de las células. Una de las mayores fuentes de producción de estas especies reactivas es la radiación UV. De ahí la importancia de la acción antioxidante de la CoQ10, cuya acción es esencial para reparar los daños causados por los rayos del sol, ya que neutraliza los radicales libres mediante reacciones de oxigenación.

Referencia:

026310176628

EAN:

8437014681109


    Características

    Género
    Femenino
    Tipo de producto
    Hidratantes